ZooControl - Pintor Torrado, 10 14006 - Córdoba - Telf. +34 957 202 920

El Blog de ZooControl

Qué son los biocidas y para qué se utilizan

BiocidasLos biocidas son sustancias o mezcla de varias sustancias activas entre las cuales se incluyen los microorganismos. Estos productos tienen como fin eliminar organismos nocivos en los alimentos, de manera que se dedican a destruir, contrarrestar, neutralizar o impedir su acción. Su presencia en la agricultura viene derivada de los perjuicios que producen las plagas que pueden acabar con una cosecha debido a organismos nocivos que se dedican a devorar los cultivos. El fin de los biocidas es eliminar este peligro, pero con unas características muy especiales.

Existen 22 tipos de productos biocidas que están catalogados en cuatro grupos fundamentales: Desinfectantes, conservantes, plaguicidas y otros biocidas. Su forma de presentación puede ser de tres tipos:

  • Biológica: con sustancias creadas por los organismos superiores para auto defenderse del resto.
  • Física: radiando energía que mediante oxida la pared proteica quemando el microorganismo.
  • Biocidas de tipo químico: que pueden ser orgánicos e inorgánicos, como dióxido de cloro y cloruros de alquilo, entre otros.

La lisis es la clave

El principio de actuación de los biocidas se basa en incidir sobre la propia membrada de la célula del organismo nocivo, penetrando en él y destruyendo los sistemas que le permiten existir. A lo que provoca el biocida le llamamos Lisis o ruptura de la membrana celular formada por células o bacterias, y que es la responsable de la salida del material intracelular. Así es como actúan sobre las reacciones bioquímicas que sostienen la vida en el organismo acabando con ellas y destruyendo al enemigo.

Se trata de sustancias peligrosas muy controladas por los organismos correspondientes cuyo uso en el sector sector agro alimentario está muy regulado tanto en agricultura como en postcosecha ya que al fin y al cabo se encuentra en contacto con alimentos. Sus usos mas comunes son los de desinfección de superficies, canalizaciones, recipientes o maquinaria que contacta con alimentos, desinfección de agua potable y conservación de alimentos.

El cerebro del mosquito integra olfato y vista para picar

El cerebro del mosquito integra olfato y vista para picarExisten estudios científicos de comportamiento realizados con mosquitos en vuelo libre, que han demostrado que integran señales olfativas, visuales y térmicas para desenvolverse de en entornos complejos y mejorar su caza de víctimas. Monitorizar la actividad cerebral de un mosquito es posible, aunque nos parezca una proeza. Ello aporta información exhaustiva sobre como las hembras de estos insectos utilizan las señales del olfato y la vista para localizar un posible hospedador, en el que conseguir su necesaria ración de sangre.

La Universidad de Washington lo ha descubierto a través del registro en tiempo real de la actividad cerebral de hembras de Aedes aegypti. Un nuevo paso de esta institución se ha realizado ahora en mosquitos cautivos, aprovechando herramientas genéticas de última generación para investigar en qué parte del cerebro del mosquito ocurre esta integración. La interacción entre estos dos sentidos es impresionante ya que cuando el sistema olfativo detecta ciertas señales químicas se producen cambios en el cerebro del insecto, y éste incorpora sistema visual en la acción de búsqueda. En ese proceso diferencia formas y vuela hacia ellas, asociándolas codiciosamente con un posible hospedador.

El olfato para detectar de lejos

El CO2 incide en el comportamiento de vuelo del mosquito. Se ha demostrado que el mosquito hembra usa el dióxido de carbono (CO2) como alarma de la presencia de un posible anfitrión. El ser humano exhala en su respiración una importante cantidad de CO2 que es advertida por el mosquito a gran distancia, por lo que nos ubica desde una distancia de más de 30 metros, pasado a ser objetivo perfecto para su picadura. Las pruebas de laboratorio mostraron cómo estos insectos responden a los estímulos visuales y a las bocanadas de aire rico en CO2, procediendo a un movimiento más rápido de las alas y dirigiéndose en la misma dirección de la procedencia del gas.

En una cepa de Aedes aegypti modificada genéticamente se encontró que las células brillan de color verde fluorescente si contienen niveles altos de iones de calcio, incluidas las neuronas del sistema nervioso central activadas. Los mosquitos estudiados mostraron niveles especialmente altos de ión de calcio en la lóbula, parte del lóbulo óptico de su cerebro. Si además percibían CO2, las regiones mostraron una actividad aún mayor por lo que es evidente que este gas provoca una respuesta mayor en las áreas que controlan la visión. No ocurre, al contrario, confirmándose que el olfato activa la visión, pero la visión no activa el olfato.

Plagas: 5 tips de los controles periodicos

Plagas 5 tips de los controles periodicosPuede llegar silenciosamente e ir adentrándose en nuestro hogar hasta que ya sea tarde. Una plaga de insectos, aves o roedores no surge de un día para otro, por eso es importante ser precavido y prevenir que esta situación pueda desbordarnos por actuar tarde.

El primer consejo tiene que ver con el orden y la limpieza. Debemos mantener desvanes, trasteros o almacenes libres de acumulaciones de suciedad. Una limpieza periódica evitará anidamientos inoportunos.

De camino podemos plantearnos deshacernos de todo lo que realmente no nos va a ser útil nunca más y así evitar un sobre almacenaje que hará más compleja esta limpieza.

Procuremos usar cajas herméticas para las cosas más pequeñas, evitando una acumulación caótica. Cuidado con la ropa, que debemos guardar también herméticamente y con medidas preventivas en forma de productos químicos adecuados que disuadan a insectos o ácaros de anidar en ellas.

No almacenemos alimentos sin ton ni son, aunque estos no sean perecederos. Siempre requieren unas mínimas medidas de precaución y una constante vigilancia. Es uno de los focos preferidos por las plagas. Cuidado con no controlar las comidas de las mascotas, que son otro punto de peligro.

En la casa, hay que extremar la limpieza en todos los rincones de la cocina, incluso los más inaccesibles, ya que cualquier resto o desperdicio olvidado puede generar una plaga descontrolada. Como complemento, seamos precavidos con la basura, usando para ello contenedores caseros herméticos y de limpieza periódica, y bolsas higiénicas. No permitas que la basura se eternice en tu cocina, deposítala a diario en los contenedores urbanos.

Como consejo extra ten en cuenta que el uso de pesticidas y otros productos puede ser peligroso si no se saben usar correctamente, llegando a producir intoxicaciones o incluso a multiplicar plagas si no son los indicados en cada caso. Consultemos a profesionales que establecerán una metodología y plan de actuación adecuados para que esta prevención sea efectiva.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Acepto

Control de plagas de la madera - Termitas, Carcoma...